PlacerIntenso Blog Erótico, juguetes para adultos y sexualidad

Tipos de relaciones: ¿Cuál es la tuya?

El amor es sin duda la principal motivación del ser humano y conseguir pareja es uno de esos objetivos vitales en la vida. Nos sentimos geniales y cada día nos levantamos felices y contentos. Sin embargo, esta fase inicial pronto deja paso a la realidad, donde no todo es tan bonito. Ahí empieza la negociación y el choque de personalidades que pueden convertir las relaciones en una auténtica pesadilla. En la entrada de hoy vamos a hablar de los tipos de parejas que existen y las claves para una vida amorosa plena y sana.

La teoría triangular del amor

A lo largo de los años hemos encontrado a muchos pensadores que han reflexionado sobre todo este asunto del amor, pero Robert Sternberg es de los más populares. Este psicólogo estadounidense desarrolló hace muchos años su teoría triangular del amor, según la cual en una relación íntima se manifiestan tres valores fundamentales: intimidad, pasión y compromiso.

Intimidad entendida como afecto, cercanía a la otra persona, esa conexión especial que se siente hacia un ser querido. La pasión es el sentimiento más intenso y la forma en que expresamos los deseos románticos, la excitación y el deseo. Y por último, el compromiso, es decir, la decisión voluntaria de estar con tu pareja y mantenerla a lo largo del tiempo. Todo esto junto formarían los cimientos de una relación y ayudaría en gran a medida a superar los malos momentos.

¿Qué tipos de parejas existen?

En asuntos amorosos no todo es blanco y negro, pero siguiendo el esquema propuesto por Sternberg podemos clasificar las parejas en varios tipos. A continuación, vamos a enumerar los más importantes:

Pasionales

De las tres características que hemos enumerado más arriba, solo la pasión permanece en este tipo de parejas. Aunque lleven juntos bastante tiempo, puede que no tengan nada en común o apenas se conozcan, por lo que no llegan a alcanzar ese grado de intimidad del que hemos hablado. De igual forma, tampoco sienten el compromiso como tal, por lo que este tipo de parejas difícilmente supera la fase inicial de una relación.

Vacías

Las relaciones vacías son aquellas en las que solo existe el compromiso. Sin embargo, no hay pasión ni intimidad, por lo que muchas veces se dan en matrimonios de conveniencia o aquellos que son tóxicos desde el principio. Puede que de cara a la galería todo parezca perfecto, pero en la vida doméstica se evidencia la falta de lazos.

Románticas

¡Ah! ¡El amor romántico! Mucha intimidad, un desborde de pasión y escaso compromiso. Estaríamos hablando de la típica relación de verano o vacaciones donde no se piensa a largo plazo ni se establecen metas. Todo es espontáneo, producto del deseo y es muy complicado que de aquí salga una relación sólida.

Sociables

El amor sociable se da entre dos personas que sienten una gran intimidad y compromiso, pero no pasión. Es normal en parejas que llevan juntas muchos años y ya no tienen sexo, las cosas se han vuelto rutinarias y las actividades compartidas casi siempre tienen que ver con el ámbito social.

Fatuas

Básicamente, son parejas donde nunca llega a construirse una verdadera intimidad. Existe pasión y compromiso, pero no hay confianza entre ambos. ¿El resultado? Posiblemente no exista mucha comunicación y los secretos, incluso los importantes que atañen a ambos, no se compartan. Estas relaciones suelen experimentarse de forma unilateral, sin implicar a la otra persona.

Consumadas

A diferencia de todas las anteriores, las relaciones donde se da un amor consumado cuentan con los tres pilares básicos de la teoría de Sternberg: intimidad, pasión y compromiso. Según este experto, si te encuentras en este punto puedes darte por satisfecho, ya que tu relación va viento en popa y tiene pinta de ser muy sólida. ¡Pero solo es una teoría! No te lo tomes al pie de la letra, cada caso es distinto y muchas parejas hayan su propio camino para ser felices.

Mejores amigos

Hay quien dice que una pareja es un amigo con el que tenemos sexo. De hecho, en muchas ocasiones estos momentos íntimos suelen compartirse con personas con cierta complicidad. A lo mejor fuisteis compañeros de clase en el colegio, crecisteis juntos o compartisteis un grupo de amigos. Pero un día algo cambió y comenzó a surgir el amor, algo que puede suceder incluso en edades muy tardías.

Larga distancia

El amor es caprichoso y cuando surge no entiende de kilómetros. Las relaciones a distancia son complejas y con frecuencia una de las partes decide irse a vivir con el otro. No obstante, hay quienes no pueden permitírselo por distintos motivos, normalmente laborales, y no les queda más remedio que recurrir a la webcam o algunas escapadas ocasionales. No suelen acabar bien.

Conflictivas

Seguro que has escuchado alguna vez eso de que “los que se pelean se desean”. Pues es cierto en este tipo de parejas, que están siempre discutiendo y parece que se llevan muy mal. Pero ahí están, siguen juntos pese a todo. Si conoces alguno de estos casos, quizás hayas tenido que consolar a una o ambas partes. ¿A qué se debe? Pues a muchos factores, a lo mejor sus momentos íntimos son de gran calidad o una de las partes no tiene una alta autoestima.

Aficiones en común

Compartir un hobby con la chica o chico que amas es posiblemente uno de los mayores estímulos para que una pareja siga con la chispa encendida. Puede que se trate del deporte, como el surf o el ciclismo, que les guste la naturaleza, Star Wars o la fiesta nocturna. En cualquier caso, compartir estos momentos juntos y disfrutar con la otra persona hacen que la relación se vuelva mucho más fuerte.

Y hasta aquí la entrada de hoy, donde hemos visto los principales tipos de relaciones que existen y las probabilidades que tienen de seguir adelante. Esperamos que os haya gustado y sin más, nos despedimos hasta la semana que viene, deseándoos como siempre que paséis un excelente fin de semana en compañía del Placer más Intenso. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *