PlacerIntenso Blog Erótico, juguetes para adultos y sexualidad

¿Tener sexo en la primera cita?

Tener sexo en la primera cita es una decisión totalmente personal. Sin embargo, esto puede tener consecuencias dependiendo del tipo de relación que quieras mantener. ¿Te gusta ese chico o chica para algo esporádico? ¿Quizás más serio? En la entrada de hoy vamos a hablar sobre este tema y contestaremos a las preguntas más habituales sobre el mismo.

El sexo tempranero y las relaciones de futuro

Este concepto está bastante arraigado en nuestra sociedad: si quieres algo serio con alguien lo mejor es que esperes a conocerl@ lo suficiente antes de acostarte con él o ella. Sin embargo, existen muchas relaciones que empezaron con una primera cita muy caliente y que se han cimentado con el paso de los años, así que no se trata de una ciencia exacta. Por norma general los rollos de una noche están para pasarlo bien, sin que tengan ningún tipo de connotaciones personales, pero uno nunca sabe lo que puede pasar.

Para que te hagas una idea, se han llevado a cabo multitud de estudios y nunca se ha podido comprobar que las relaciones estables de parejas que tuvieron sexo en la primera cita sean menos inestables que las que no. De hecho, la conclusión es que son iguales de felices que aquellas personas que decidieron tomarse su tiempo antes de acostarse. Por lo tanto, no importa en absoluto cómo empiece una relación, con o sin sexo. Lo que realmente hace que se prolongue en el tiempo son las personas y la complicidad que surge entre ellas.

Sin embargo, sí que se observa una tendencia en personas que se decantan por relaciones esporádicas y cortas a mantener este estilo de vida, sin llegar a interesarse en la mayoría de los casos por algo más serio y duradero. Además, se corre el riesgo de que una parte se involucre más que la otra y la cosa desencadene en un desengaño amoroso.

¿Entonces debo tener sexo o esperar?

La mayoría de los chicos no tienen problemas en admitir que han tenido sexo en la primera cita. Sin embargo, las chicas suelen ser más tímidas en este asunto y muchas de ellas lo ocultan. ¿Por qué? Porque seguimos viviendo en una sociedad muy machista, aunque nos pese. El sexo espontaneo y sin compromiso se ve de distinta forma dependiendo del sexo, algo que en ocasiones condiciona a las mujeres en su primera cita. No quieren verse como “fáciles” o que el hombre consiga lo que quiere y pierda el interés.

Los terapeutas lo tienen muy claro. No hay ningún problema y de hecho, el sexo de una noche tiene sus ventajas. En algunos casos, el hecho de saber que no vamos a volver a ver a esa persona hace que se desaten unas pasiones muy fuertes en la cama, dejándonos llevar e intensificando nuestros sentidos hasta el infinito. El hecho de compartir la intimidad con un desconocido puede llegar a ser muy excitante, llevándonos a probar nuevas posturas o tendencias sexuales.

Y como hemos mencionado, empezar a tope no significa que no pueda surgir una relación. De hecho, si el sexo es bueno para ambas partes esto puede dar pie a seguir adelante. No hay nada de malo en disfrutar del momento ni en tener relaciones donde no tienen cabida los sentimientos.

Ten claro lo que estás buscando

Por supuesto, también hay ocasiones en la que estas prácticas te pueden provocar un buen chasco. A lo mejor no llegas a estar cómod@ con esa persona que te gusta, falta confianza o te desilusionas porque te habías hecho una idea equivocada de cómo iba a ser. Por estos motivos, es indispensable tener muy claro lo que significa para nosotros una noche de sexo, de esta forma no te arrepentirás o te sentirás mal por ello.

Ten en cuenta lo que estás buscando, lo que quieres en la otra persona y entonces podrás entender si tener sexo en la primera cita puede ser contraproducente. Por ejemplo, si quieres algo serio, quizás no sea buena idea lanzarte a las primeras de cambio, sino que sea mejor esperar a conocer a la otra persona y ver si realmente cumple con tus expectativas. Y claro está, tampoco hay que forzar la situación en un sentido u otro, así que no temas adaptarte a lo que surja y ser flexible en este sentido.

Como ves, es una situación que no tiene una respuesta fácil y que sirva para todo el mundo. El principal consejo si te sientes atraído por otra persona es que detectes cuanto antes si tus sentimientos son correspondidos. Ante la duda, puedes arriesgarte a actuar o alejarte un poco para evitar que te hagan daño y sufrir un desengaño amoroso.

Sexo en la primera cita y seguridad

Si eres de los que prefieren el sexo esporádico con desconocidos, has de tener cuidado y adoptar ciertas medidas de seguridad. La más básica es el preservativo, que además de evitar embarazos no deseados, mantendrá a ralla las enfermedades de transmisión sexual. También es buena idea que algún amig@ de confianza sepa lo que estás haciendo y donde estás, para que puedas recurrir a esta persona en caso de que surja cualquier imprevisto.

Por lo demás, no hay ningún problema en que disfrutes plenamente de tu sexualidad como quieras, siempre que haya consentimiento entre ambas partes y se deje claro lo que se quiere o no hacer. Descubrir nuestros deseos es una de las etapas más excitantes de la vida y no debemos dejar que los prejuicios dicten nuestros pensamientos.

Y hasta aquí la entrada de hoy, donde hemos hablado acerca de tener sexo o no en la primera cita y sus consecuencias a la hora de mantener una relación seria. Esperamos que os haya gustado y ahora mismo le estéis dando vueltas al tema. ¿Qué es lo que opináis? ¿Cuáles han sido vuestras experiencias? ¡Estamos deseando leerlas en los comentarios!

Nosotros nos despedimos como siempre hasta la semana que viene, no sin antes desearon que paséis un feliz domingo en compañía del Placer más Intenso. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *