PlacerIntenso Blog Erótico, juguetes para adultos y sexualidad

Propósitos sexuales para el 2018

Cada año que comienza viene acompañado de un montón de propósitos para enderezar ciertos aspectos de nuestra vida. Los más habituales suelen ser adelgazar, hacer ejercicio, dejar de fumar y todo este tipo de cosas. Sin embargo, en la entrada de hoy os vamos a hablar sobre los propósitos sexuales que deberíamos empezar a tener en cuenta en el 2018, que cambiarán nuestra forma de vivir los momentos íntimos para siempre. ¡Empezamos!

Deja de fingir los orgasmos

Este es uno de los peores hábitos que puedes tener, ya que además de una gran insatisfacción vas a confundir a tu pareja considerablemente. ¿Qué puedes hacer? Pues vivir el momento y entregarte por completo. Si algo no te gusta díselo a tu pareja para que lo cambie, ya que la comunicación es esencial para evolucionar en asuntos de cama y no estancarse en la rutina.

Puede que al principio él o ella no sepa cómo reaccionar, pero en el fondo te agradecerá la guía que le estás dando. Y al contrario, cuando lo esté haciendo bien dile que es justo ahí donde recibes más placer. Sin embargo, si no disfrutas del sexo con tu pareja y tras hablarlo muy claro no percibes ninguna mejora… Entonces puedes que sea la hora de reconsiderar si realmente ésta es la persona con la que quieres compartir tu vida.

Comienza a tomar la iniciativa

Vale, eres muy tímid@ y siempre dejas que la otra persona sea la que tenga que hacer la propuesta de irse a la cama. ¡Y eso es algo que quieres cambiar este año! Si te gusta ese chico o chica que tienes en frente no esperes a que él o ella se decida, coge el toro por los cuernos y sé tú quien decida cuando y donde. No te comas la cabeza con cosas como si será el sitio adecuado o no, simplemente demuestra que quieres hacerlo.

Este es uno de los propósitos más recurrentes y que también se pueden extrapolar a otros aspectos de nuestra vida. No dejes que la inseguridad deje escapar un montón de oportunidades para disfrutar con el placer más intenso, así que no tengas miedo en dar el primer paso. Y esto también se puede extrapolar a la cama, para que desates toda tu pasión en lugar de adoptar una posición pasiva.

 Reparte más amor y besos

Los labios poseen una gran cantidad de terminaciones nerviosas y para que te hagas una idea, poseen mayor sensibilidad que las yemas de los dedos. ¡Y muchos de nosotros no lo usamos con tanta frecuencia como deberíamos! Así que, disfrútalos y no los reserves para los minutos previos al sexo. Los besos sirven para expresar cariño y amor como ningún otro acto puede hacer, aportan cercanía y otras connotaciones mucho más allá del simple contacto físico.

Y además, besar adelgaza. De hecho, los expertos nos dicen que un beso pasional de un minuto de duración es capaz de quemar más de 10 calorías, algo que es de especial ayuda después de todas esas copiosas comidas navideñas y de fin de año.

Encuentra tus zonas erógenas

El sexo es la mejor forma que existe de explorar nuestro propio cuerpo y el de los demás. Pero no se limita a los momentos más ardientes, ya que puedes encontrar nuevas zonas erógenas mientras estás tranquilamente a solas. Para ello, elige una habitación tranquila de tu casa y un momento del día en el que sepas que nadie te va a interrumpir. Apaga el móvil y concéntrate en recorrer cada centímetro de tu figura.

Esta es una gran oportunidad para descubrir nuestras zonas erógenas, algo que es esencial para conocerte y poder comunicar a los demás dónde tienen que tocar y cómo deben hacerlo. Aprende los trucos que más te gustan y después dile a tu pareja que te los haga. Posiblemente él o ella se anime a hacer lo mismo y al final consigáis una compenetración mucho mayor que antes, se acabe la monotonía en la cama y disfrutéis de la plenitud en vuestras relaciones.

Prioriza la seguridad en el sexo

Sea cual sea el método anticonceptivo que uses habitualmente, siempre deberías llevar varios preservativos en tu bolso o cartera. Ten en cuenta que las píldoras y demás solo protegen contra embarazos no deseados y dejan vía libre a las enfermedades de transmisión sexual, así que los condones son indispensables, sobre todo si sueles mantener relaciones con personas que no conoces demasiado bien.

No delegues nunca tu seguridad en la otra persona y no te pongas en riesgo innecesariamente arrastrada por un momento de pasión. Si eres tú quien toma el control de la situación, entonces podrás disfrutar sin preocupaciones de todas las oportunidades que puede brindarte la vida. El sexo es la mejor experiencia que existe siempre que esté libre de riesgos. ¡Que este sea tu propósito más importante!

Aprende a decir no

Decir no es algo necesario y parece que muchos chicos y chicas todavía no han aprendido como se hace. En este sentido, es más complicado alcanzar el orgasmo con alguien que no deseas o en un momento en el que no te apetece tener relaciones. No importa si se trata de tu pareja de toda la vida o de un ligue que acabas de conocer esa noche, las preguntas que deberías hacerte son siempre las mismas.

¿Quieres tener sexo? ¿Te sientes segur@ o cómod@ en este momento? Si tienes protección y te apetece, adelante. En caso contrario, si te sientes casi obligad@, lo mejor que puedes hacer es ser sincero y decir que no. Es más fácil de lo que parece y a la vez lo más complicado para muchas personas. Pero es un cambio necesario que también puedes extender a otros aspectos de tu vida más allá de la cama.

Y hasta aquí la entrada de hoy, donde hemos hecho una serie de propósitos para este año 2018 que acaba de arrancar. Esperamos que os hayan gustado y sin más nos despedimos hasta la semana que viene, no sin antes desearos un feliz domingo en compañía del placer más intenso. ¡Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *